Carta de un maestro en tiempos de pandemia

Carta de un maestro en tiempos de pandemia

En estos tiempos de cuarentena obligada por causa de la pandemia, son muchos los cambios drásticos a los que nos hemos tenido que adaptar. La educación en casa es uno de ellos y tal vez de los más difíciles. El siguiente textos en una carta escrita por Gabriel Liévano, Coordinador de Primaria en el Gimnasio Moderno en Bogotá, dirigida a los padres de familia, que muestra claramente lo complejo de la situación:

Espero que estén gozando de buena salud. Extraño mucho el no poder verlos y aunque con  sus hijos lo hago todos los días, el contacto y el calor humano no es igual.

La pandemia del coronavirus trajo nuevas exigencias para todos, especialmente para los maestros

Vivimos momentos difíciles, angustiosos y especialmente impredecibles. No ha sido fácil para ninguno de nosotros y me refiero a la maravillosa trilogía, padres, hijos y maestros. Los días pasan y gradualmente  vamos aprendiendo  y todos tratamos de hacerlo lo mejor posible. No ha sido fácil pero quiero decirles a todos que en estos momentos de tribulación y angustia es cuando más pacientes, tolerantes y concentrados debemos estar. Ojalá puedan transmitir a sus hijos esas mismas sensaciones, especialmente si no encuentran el horizonte.

Los chinos van bien, no les ha costado mucho trabajo asumir este nuevo reto.Después de una semana quiero contarles sobre el balance que hemos realizado:

  • Deben ser mucho más puntuales en las clases, en la dirección de grupo. Suelen llegar tarde.
  • La asistencia a cada clase es de carácter obligatorio, como si estuviéramos en el colegio.
  • La atención a las instrucciones de la clase, es fundamental. Muchos de los estudiantes se distraen con pequeñeces (el peluche, la mascota, el fondo de pantalla…) se paran y se ausentan de la sesión por momentos…regresan con el jugo o el waffle…..
  • Los Maestros han recibido instrucciones para reducir al máximo las actividades asincrónicas(ejercicios, tareas).Procuraremos que estén frente a la pantalla solo lo estrictamente necesario. Lo mismo cuando no estén en clase.
  • El cumplimiento con los deberes, debe mantenerse.
  • En casa generemos el ambiente(espacio) adecuado para que reciban a sus maestros. Ojalá y en la medida de lo posible de manera aislada.

Bueno queridos padres, quería contarles esto, desearles que todo vaya bien y que ojalá muy pronto termine la “horrible noche”.

Con afecto,

Koco

 

Related posts