Los ricos dándose machete

En pelea de ricos, el pobre siempre paga. Apenas les tocan el bolsillo, los pudientes salen a llorar y a hacer berrinche, que resulta tan sólo una toma de posición para salir a negociar con otros millonarios. Mientras tanto, los pobres pelean y argumentan como si su vida de ello dependiera.   Está semana el […]

Palabrarios

Jugar con las palabras es casi tan antiguo como el hombre, tal vez solamente superado en edad por el fuego y por la envidia. El hombre creó las palabras para decirse, para sentirse, para hallarse. Por eso escribir y decir, nos salvan y entretiene, porque sin las palabras, el corazón sería apenas un músculo. Y[…..]

El elefante

De pequeña, mi padre me leía los cuentos de María Elena Walsh. Me acuerdo en especial de uno llamado “ Dailan Kifki” un elefante que un día apareció en la puerta de la casa de una niña para cambiarle la historia de su vida. A partir de ese momento, los libros y la música me[…..]

Sin joder a nadie

  En algún momento pretendimos ser la aristocracia del barrio. Creímos ser lo mejor de nuestra especie y por eso cometimos errores sin recato y sin siquiera una gota de arrepentimiento simulado. Algunos fuimos orgullosos, engreídos, vanidosos, fatuos, pedantes y fantoches. Otros, un poco tontos y aburridos, sosos, anodinos, baladíes y casi, casi, insubstanciales. Nos[…..]

¿Nacional o extranjero?

El 2022, está acá a la vuelta y el compromiso es enorme. Es mucha la tarea por hacer y en realidad lo que estamos necesitando es un verdadero líder.   Sin embargo, la verdad verdadera es que carecemos de uno, aunque ese es un lastre que llevamos desde hace mucho tiempo, porque los que han[…..]

Los libros que se fueron

Deshacerse de un libro es un proceso doloroso, algo así como decirle adiós a una persona que se va muy lejos y tal vez no volverá.   No voy acá a decir que he sido un gran lector o que hubo un libro que cambió mi vida, porque como las personas que conozco, tal vez[…..]

Las finanzas y la ideología

No me gustan muchas cosas. Ni Uribe, ni Duque, ni Marta Lucía, ni Carlos Holmes. No me gusta el Centro Democrático, no me gusta Trump, no me gusta la godarria, ni mucho menos, el abuso policial. No me gusta lo que significan las jerarquías de la iglesia, de la milicia, de la intelectualidad. Me maman[…..]

Juan Domingo

Es mucho lo que se ha hablado de gatos en estos días en Atardescentes a raíz del lanzamiento del libro 99 declaraciones de amor a un gato.   Pues bien, yo también tengo un gato, que se ha convertido en mi compañero inseparable. Juan Domingo tiene muchas de las cosas que busco en una pareja.[…..]

Un ángel caído del cielo

No sé en qué parte de la cadena alimenticia los hombres entendieron que a nosotros nos gustan los piropos. A mi se me paran las tetas pero no del deseo sino de la rabia.   Odio los piropos callejeros. Son invasivos, denigrantes, deshonrosos, degradantes, vergonzosos. No me gustan los requiebros de los obreros  que hemos[…..]

Un hombre de palabra

Nos separó medio siglo. Cuando yo nací, mi papá ya había vivido dos guerras mundiales, una gripe española, un bogotazo y seis hijos más. Por eso, tal vez nos conocimos poco, porque eran muchas más las cosas que nos separaban que las que nos unían, en el sentido estricto de la palabra.   O mi[…..]