El miedo ambiente

El miedo ambiente

Miedo a la guerra, miedo a las alturas, miedo a la libertad, miedo al amor, miedo a la autoridad, miedo a la noche, miedo al día, miedo a los ratones, miedo al compromiso, miedo a los rayos. Todos tenemos miedos. Los temores han dejado de ser hechos aislados para convertirse en el eje central alrededor del cual gira nuestra existencia.

En razón de los miedos, muchos hombres somos medios, porque algo va de los miedos controlables, esos que nos aprietan el estomago, que nos hacen sudar frío o sonrojarnos de la pena, al pánico absoluto que nos inmoviliza y nos impide el desarrollo normal de nuestra actividad cotidiana. A estos últimos los conocemos más comúnmente como fobias. Estas surgen de los restos de los miedos comunes que en vez de desaparecer se prolongan y se intensifican. Este, que pareciera ser un hecho aislado no lo es tanto ya que según estudios de la Universidad de Stanford en California, más del siete por ciento de la población adulta del mundo padece alguno de estos trastornos que llegan a limitar la conducta hasta extremos insospechados.

“Libertad, es vivir sin miedo” – Nina Simone

Muchas de las fobias están directamente relacionadas con cuestiones genéticas. Los estudios realizados indican que la probabilidad de fobias en personas con parientes fóbicos es alta. Igualmente los factores culturales influyen en un gran porcentaje. De allí el hecho que sea más probable que las mujeres padezcan fobias debido a que nuestra cultura ha educado al hombre para defenderse de las situaciones. Al hombre no le es permitido tener debilidades, mientras que a la mujer si se le permite buscar ayuda y protección. Este concepto, aunque se ha ido revaluando, aún permanece en muchas sociedades.

Más del siete por ciento de la población adulta del mundo padece alguna fobia

Las fobias muchas veces tienen su mayor expresión en el pánico, y aunque hay personas que las manejan mejor que otras, siempre existe un elemento que impide que ellas realicen sus actividades normalmente. Los  síntomas de un ataque de pánico pueden variar de persona a persona. Pueden ir desde palpitaciones rápidas o violentas, dolores en el pecho, vértigo, mareo, náusea, dificultad para respirar, cosquilleo o entumecimiento en las manos sofoco o escalofrío, sensación de estar soñando o deformación de percepción , terror – sentir que algo horrible va a pasar y que no puede uno evitarlo-, miedo de perder el control y hacer algo que le cause a uno vergüenza, miedo de morir, miedo, miedo. Por lo general, un ataque de pánico dura varios minutos y se considera una de las situaciones más penosas que pueda experimentar una persona. Casi todos los que sufren un ataque sufrirán otros más. Es así como el trastorno causado por una fobia, la que sea porque hay tantas como seres humanos haya ya que cada cual es dueño de sus miedos, puede tener un serio impacto en la vida diaria de una persona, tanto como cualquier otra enfermedad seria, a menos que la persona reciba tratamiento efectivo.

Las fobias son un tema serio cuya única solución es perderle miedo al miedo

FOBIAS Y FOBIAS

Casi todo el mundo puede confesar que tiene una fobia. Fobia según el diccionario es una reacción violenta y exagerada de temor injustificado, irracional y desproporcionado ante algo.

Aquí una lista de las diferentes fobias que existen:

Acrofobia: Horror a las alturas.

Agorafobia: Temor a los espacios abiertos.

Aicmofobia: Temor a los objetos  puntiagudos.

Ailurofobia: Miedo a los gatos.

Algofobia: Temor espantoso al dolor.

Androfobia: Temor a los hombres.

Aracnofobia: Asco y miedo a las arañas.

Basofobia: Temor a ponerse de pie y a caminar.

Batofobia: Temor a las profundidades.

Brontofobia: Horror al trueno o al relámpago.

Claustrofobia: Miedo a los espacios cerrados.

Demofobia: Temor a las muchedumbres.

Fonofobia: Miedo a hablar en voz alta.

Fotofobia: Temor a la luz fuerte.

Ginefobia: Temor a las mujeres.

Hematofobia: Horror a la sangre.

Misofobia: Miedo al contagio enfermedades.

Mictofobia: Temor a la oscuridad y la noche.

Ofidiofobia: Asco y miedo a las serpientes.

Pirofobia: Temor al fuego. .

Sitofobia: Espanto a comer.

Tanatofobia: Temor a la muerte.

Tontritofobia: Temor a los truenos.

Xenofobia: Repulsión a los extranjeros.

Zoofobia: Temor a todo tipo de animales.

 

 

Related posts