Juan Domingo

Es mucho lo que se ha hablado de gatos en estos días en Atardescentes a raíz del lanzamiento del libro 99 declaraciones de amor a un gato.

 

Pues bien, yo también tengo un gato, que se ha convertido en mi compañero inseparable. Juan Domingo tiene muchas de las cosas que busco en una pareja. Como leí en el libro, poco jode y cuando jode, poco jode, lo que sin duda es una gran ventaja.

 

Es independiente, pero se deja consentir. No pide ayuda, se vale por sí solo. No presume de nada, pero tiene su tonito. A los que le caen mal, se los deja saber. Otros, le son indiferentes y por eso los ignora. A los que le gustan, se los demuestra siendo  cariñoso y juguetón.

 

Juan Domingo tiene muchas de las cosas que busco en una pareja

 

Si me voy por dos o tres días, no hace escándalo. Come y bebé de lo que hay, siempre en su justa medida. No se atraganta con todo el primer día, sino que se auto controla. Cuando sale, que es poco, generalmente trae un regalo: Un pájaro, un ratón, en fin, algo que antes voló y saltó, porque es la forma de demostrarme su cariño.

 

Si yo tuviera un novio como Juan Domingo sería feliz, porque no pelea por el control del televisor, ni pregunta por lo que estoy haciendo cuando me siento a trabajar. Simplemente, se hace a mi lado y deja pasar el tiempo hasta que termine que es cuando nos ponemos a jugar. Leer no sabe, pero pone atención, que no es lo mismo, pero se siente parecido.

 

Lo mejor de Juan Domingo es que no es perro

Lo mejor de Juan Domingo es que no es perro. Lo único que le falta es ponerse a trabajar y saber bailar, algo que no se le da mucho porque nadie es perfecto.

 

Así pues y para que lo vayan sabiendo, el que me quiera conquistar, primero debe enamorar a Juan Domingo, que no es poco.

LEAVE REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *