La medusa

La sensación de estar nadando en una inmensa baba, me persigue hace días. Una especie de arena movediza, una medusa, un moco inmundo que atrapa y paraliza, de desesperanza ante los días por venir que hace rato dejaron de ser el porvenir.

Nadie parece saber nada. Yo, menos. En medio de la rabia y el empute, se nos coló la desesperanza y no nos dimos cuenta. Hablamos de muertos y desparecidos con una tranquilidad que asombra, o peor aún, los volvemos slogan o hashtags, que es otra forma de violencia, porque al convertirlos en sonsonete sin sentido, los volvemos a matar. Uno, ya debería ser un escándalo, dos, motivo suficiente para cerrar este país y botar la llave al fondo del infierno.

Parecemos haber llegado a un punto de no retorno, donde todos estamos en plan de sálvese quien pueda, porque en medio de esta crisis ha aflorado lo peor de cada uno de nosotros. Acá, cada cual grita por lo suyo y tira por su lado.Todos buscamos el ladito por el cual podamos sacar provecho:los que escribimos, los que marchan, los que gritan, los que abalean, los que se acomodan, los que mienten, los que se lucran. En medio de este despelote nadie se hace cargo, porque todos hablamos de derechos y pocos de deberes. Nos sobran las justificaciones pero escasean las razones, porque tal vez ese tiempo ya pasó. Es mucha la rabia acumulada y pululan los fantoches, los mamertos, los traquetos y sobretodo, los sabiondos.

Todos tenemos fórmulas y recetas. Los que ya estuvieron y no hicieron, los que no hemos estado y no hemos hecho y los que estuvieron, hicieron, pero no sirvió.

Estamos jodidos, esperando que nos llegue un milagro, pero hasta Dios se declara incapaz de darle gusto a cada uno, porque si le da a alguien, el otro se declara en rebelión.

No sé si es pesimismo o cruda realidad. Lo único cierto es que con tanto muerto y tanto desaparecido, tal vez no nos merecemos más que ahogarnos en la baba o en el moco. La nuestra o la de otros, poco importa.

Mauricio Lievano

“Me gustan los juegos de palabras. En realidad más los juegos que las palabras”. Fundador de Atardescentes

LEAVE REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.