No eres tú, soy yo

Siempre es uno. O así debería serlo, porque las decisiones nos pertenecen, son nuestras. Asumirlo, nos soluciona la mitad de nuestros problemas, porque nos reconocemos como autónomos, como libres, como soberanos de nuestra propia existencia.

 

Cuando reconocemos nuestro albedrío, es decir, nuestra propia libertad, fruto de la reflexión y la elección constante, nos quitamos de encima el sambenito de andar buscando culpables de nuestros propios males o peor aún, de nuestros propios triunfos.

Las decisiones nos pertenecen, son nuestras

Una de las formas más bellas del éxito es reconocer nuestros errores, asumir los tropezones como una forma de crecer, tomar las riendas de cada resbalón, porque aunque exista la fácil tentación de echarle la culpa a los demás, no dejará de ser una soga en el gaznate, que apretará y apretará hasta asfixiarnos. Aceptar que nos equivocamos puede ser doloroso y triste, pero siempre será el primer paso.

Y es que así como debemos ocuparnos de lo que nos corresponde, no es menos cierto que un camino cierto para vivir tranquilos y serenos, es soltar lo que no es nuestro, porque en estos casos, ponernos en los zapatos de otros, no trae sino callos y juanetes. Y no se trata de falta de empatía, por el contrario. Es respeto y acato por la propia independencia, porque cada quien es dueño de sus miedos, de sus rabias, de sus odios, de sus sospechas y sus dudas.

Una de las formas más bellas del éxito es reconocer nuestros errores

Soltar los problemas de los otros es una forma de respeto, de amor si se quiere, de entender la capacidad de los demás de luchar con sus demonios y también de asumir nuestra incapacidad de juzgar las razones que tienen los demás. De no ser condescendientes.

En resumen, no se trata de andar por la vida como un cusumbosolo, sino de hacernos cargo únicamente de lo que nos toca y de lo otro y lo de los demás, basta tal vez con entenderlo y respetarlo.

Elena Villalba

Me gusta el sexo oral y escrito. Bloguera especialista en la condición humana

LEAVE REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.