No hay mañana

A veces la vida nos sorprende con la mala noticia que ya es muy tarde, que no hay nada que hacer. Y es que siempre creemos que vamos a tener tiempo, que nos va a alcanzar la existencia, porque tenemos la absurda idea de la perpetuidad, que vamos a morir de viejos, que de alguna manera arañaremos la inmortalidad. Y no, no somos ni inmortales, ni perpetuos.

 

Nos gusta aplazar las cosas, sobre todo los afectos. Mañana perdono, mañana te digo, mañana me disculpo, mañana te amo, mañana lo intento, mañana lo hago. Nos hacemos los locos esperando que el tiempo resuelva lo que nos corresponde. Procrastinación es una palabra horrible, pero dilatar lo que tenemos que hacer, es peor.

Creemos que nos vamos a morir de viejos y no. No somos ni inmortales, ni perpetuos

Nos gana el culillo, nos ganan los egos, nos gana la arrogancia, nos gana la pereza, nos gana la estupidez y nos gana la bobada, porque cuando ya no podamos arreglarlo no hay lagrima que nos salve, no hay lloriqueo que nos sirva. Y no se trata necesariamente de la muerte, sino también porque la gente se mama de esperar y toma sus propias decisiones.

Las palabras, las ternuras, los perdones, las disculpas, las explicaciones, la gratitud, las caricias, incluso los adioses, hay que darlos hoy, hay que hacerlos hoy, porque mañana nadie sabe y el pasado ya pasó. Y además, hay que obrar en forma clara y contundente, porque la seña dice, pero la señal confunde.

 Las cosas hay que hacerlas hoy, porque mañana nadie sabe y el pasado, ya pasó

No se trata de hacer las cosas sin pensar, pero tampoco de darnos un toque de importancia para joder a los demás, para hacer sufrir a los demás, para decirle a los demás que somos un poquito más y que si quieren algo de nosotros ( amor, perdón, adioses) tendrán que esperar el tiempo que nosotros consideremos necesario, lo que termina siendo un tiro en el pie porque cuando no haya más remedio, no habrá paredes que alcancen para darnos contra ellas.

 

Mauricio Lievano

“Me gustan los juegos de palabras. En realidad más los juegos que las palabras”. Fundador de Atardescentes

LEAVE REPLY

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.