Dejarnos ir

Lo intentamos tantas veces y lo hemos llorado tantas veces, que tal vez lo mejor es dejarnos ir. Entre tus dudas y mis imprudencias, entre tus imprudencias nunca aceptadas y mis dudas, lo arruinamos.   Somos el ejemplo perfecto del auto saboteo. Hicimos todo lo posible para que no funcionara y aunque tuvimos muy buenos […]

La propiedad privada

Los seres humanos desarrollamos la absurda idea que los demás son nuestros. Creemos que nos pertenecen como un muñeco de felpa, una cosa, un ente inanimado, un cuerpo sin sustancia. Y se lo aplicamos por igual a los amigos, a los hijos o a las parejas. Y así nos va. Esa posesión imaginaria nos da[…..]