Renacer

Son las dos de la mañana. Estoy extrañamente tranquilo. Llevo esperando esta fecha poco más de un año. Tal vez, el fútbol me salvó. Ese micro desmayo en un rechazo bartolero de balón, fue una alerta. ¡Germán no me joda, espere que me dio una picada en el pecho! . Fui casi que obligado al […]

Morir mañana

Dos cosas me han cambiado la vida últimamente. Perder a la mujer que amo y la certidumbre de poder morir mañana. Frente a lo primero lo he venido resolviendo de a poquitos, quedándome únicamente con lo bueno, pidiendo perdón y perdonando y sobre todo, asumiendo la parte que me toca. Y frente a lo segundo,[…..]