Las mujeres y la guerra

En Colombia, es mucha la sangre que ha corrido. Tanta muerte inútil, tanta víctima infecunda, tanto dolor, tantas lágrimas, tantos padecimientos, tanto cadáver insepulto y tanta rabia aun sin enterrar, tanta palabra tonta y sin sentido.   Decía ayer el padre De Roux, el padre bueno, el padre de mirada tranquila y el pulso firme, […]

Ser milagro

Durante muchos años he cargado con fama de gruñón y malgeniado, que se ha acomodado a la perfección con los demonios que he llevado en mis alforjas.   Mis hijas, la mujer que amo, mi familia, mi ex esposa y dos o tres amigos- es decir mis personas más cercanas- han padecido parte de sus[…..]