En edad de merecer

A ese Eduardo que todos tenemos como amigo… Mis amigos me ven y corren, porque a un despechado se le escucha una vez, tal vez dos y si lo quieren mucho a uno, hasta tres, pero no más. Los despechados somos monotemáticos y aburridos. Si llueve contamos la historia de esa vez que nos mojamos […]

La migaja y la borona

Rogar por amor nunca sale bien. Ni para uno, ni para el otro. Y es que el amor es un ejercicio compartido, una democracia, si se quiere, a la que accedemos porque nos da la puta gana. No porque nadie nos lo imponga – ni siquiera los hijos cuando haya- ni la sociedad, ni la[…..]

Dejar ir

Soltar es de esas palabras favoritas de los terapeutas, los curas, los amigos que dan consejos y las tías cariñosas. Se dice fácil, mucho tal vez, pero hacerlo es complicado, complejo y sumamente doloroso. Y es que no hay que llamarse a engaños. La gran mayoría de seres humanos nos aferramos a las personas, a[…..]

Los acabados

Construir una relación es relativamente fácil. Lo verdaderamente complicado son los acabados. Decir adiós cuando uno ha querido, es difícil, doloroso e intenso.   Y es que ninguna relación se acaba por la pelea de la noche anterior. El desamor o la impotencia se cocinan día a día, con el pequeño disgusto, la pequeña intransigencia,[…..]