De fachos y mamertos

Los colombianos somos expertos en la gavilla, la mansalva, el bullyng comunitario. Nos gusta putear en grupo, ser valientes en masa, agredir en montonera y no porque  nos falten razones para hacerlo en forma individual, sino porque nada nos produce más satisfacción que quejarnos en conjunto, tirar la piedra y  poder esconder la mano.  […..]

La guerrilla de los curas

Son tan viejos, que ya la mayoría de sus fundadores se han muerto de viejos y aún así siguen siendo una piedra en el zapato. Lejanos están los días de la primera toma a Simacota  liderados por los hermanos Vázquez Castaño – Manuel y Fabio-  y Víctor Medina Morón, casi como un acto reflejo y[…..]

Redescubriendo el Parque de los Hippies

Casi cincuenta años después, volvimos a  descubrir  el Parque de los Hippies. Muchos de los que han estado marchando hoy, básicamente están recorriendo los mismos pasos de sus padres, cuyos espíritus libertarios sucumbieron, en la mayoría de los casos,  a las comodidades del establecimiento y el consumismo, que tanto combatieron en medio de la psicodelia[…..]

La pasión turca por Falcao

Llegó Falcao a Estambul. Ahí, en el aeropuerto Ataturk, lo esperaba una muchedumbre bulliciosa, como si ya hubiese salido campeón de la liga turca o hubiese ganado una copa europea. ¿Por qué lo recibieron así? ¿Qué hay detrás de ese fervor de los turcos, y del cual ya nos han hablado los arqueros Óscar Córdoba[…..]

El héroe triste

  Los  uribistas, los ángeles y Messi no se ríen. Unos porque viven con  la malparidez a cuestas, otros como decía Aristóteles en el segundo libro de su Poética, su obra extraviada, porque la iglesia medieval la  consideraba un rasgo humano que Cristo nunca tuvo y Messi, porque es un tipo frío, hermético, taciturno, casi[…..]