Catalepsia

Anoche tuve un sueño. Soñé que me moría pensando que siempre habría un mañana. Anoche tuve un sueño y soñé que me moría y vi entonces cuantas palabras que no dije, cuantos silencios, cuantos gritos que callé, cuantos perdones que no pedí, cuantos sueños que no tuve, cuantos que tuve y que no hice, cuantas […]

Gulliver y Pulgarcito

Eduardo Galeano es una especie de sensei para mí. Dijo por ejemplo algo que me quedó bailando:  La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo. Y sí. Sólo hasta hace muy poco entendí que pasé gran parte de mi vida violentando a los demás[…..]

La vida, las frases

Es miércoles festivo. No hay agua y no hay mucho por hacer. Pienso en Lala, que tal vez duerme. No sé si quiero hacer caso o simplemente me gana la pereza. No alcancé a bañarme. No importa. No será la primera vez que me quedo en casa sin hacer mucho. Hace rato que me prometí[…..]

La sensatez y la locura

Me gusta la palabra soliloquio, aunque tengo la impresión que estoy hablando solo. Doy vueltas. El mareo. Me acuerdo de Emilio, el gato de mis hijas, que se la pasa dando vueltas esperando que alguien lo consienta. Estoy igual. Camino por mi barrio.  Pienso que parque de barrio que se respete tiene a dos marihuaneros[…..]

La edad del cielo

Hay puertas que no se abren y nunca es bueno entrar por la ventana. Amenaza lluvia. Reguero de truenos. Relámpagos tirados. Manojo de gotas. Escucho a Jorge Drexler cantando la Edad del cielo, que alguna vez le oí a Lala.  Calma, todo está en calma. Deja que el beso dure. Deja que el tiempo cure.[…..]

El cielo o el abismo

Toda mi vida intenté ir a lo seguro, lo que no me evitó ni los fracasos, ni tampoco el aburrimiento. Hoy pienso que sin riesgo no hay historia. Buscar controlar lo que pasaba fue el camino más rápido para decepcionarme, para buscar culpables donde nunca hubo, para fastidiar (me) y amargar(me) la existencia, para joder[…..]

Cruzar la calle

Por costumbre, siempre caminé por un lado de la calle. Desde ahí miré el mundo y sus personas. Las mismas casas, los mismos perros, los mismos carros, los mismos huecos, las mismas flores. Desde esa acera construí lo que pensé, lo que sentí, lo que juzgué, lo que entendí, lo que leí, lo que vi,[…..]

La libertad y el miedo

En mi viejo tocadiscos suena Libre de Nino Bravo, un tipo que se murió muy temprano. Leo un fragmento de Juan Villoro: “ No se puede tener lo de hoy y lo de ayer, no se puede ser a la vez quien se ha sido y quien se es. Hay que escoger. La felicidad ha[…..]

El descubrimiento y la conquista

Una cata de vino y quesos es algo nuevo para mí. Casi exótico, insólito y chocante. Sin embargo, aquí estoy. Yo tan quesillo envuelto en hoja de plátano y ellos tan de quesos extranjeros de colores y sabores que nunca conocí. En una mesa veo uno que me llama la atención. Queso Gruyer, que según[…..]

Sesentañez

En dos días cumpliré sesenta años. Nací en una familia donde nunca faltó nada, ni tampoco sobró mucho. Ser el menor de siete hermanos no me trajo beneficios ni desgracias. Simplemente pasó. Mi viejo era un tipo de palabra, tranquilo, pasivo, con el que tuvimos una relación tan cercana como cincuenta años de diferencia nos[…..]