La misma mismidad

Si no unta o no embadurna, no es buen sexo, no es buen juego, no es buen libro, no es buen postre. Llegó el momento  de vivir  las cosas simples porque de  a poquitos también podemos encontrar nuestro destino…